Las claves para decorar una habitación


Los dormitorios son una de las estancias más personales de la vivienda Lo ideal es que estén diseñados al gusto de la persona que la habita, pero ¿qué reglas se deben seguir para conseguir la mejor decoración para una habitación de matrimonio?

Todo influye a la hora de crear un buen ambiente y, al ser una zona destinada al
descanso, debemos conseguir que nos ayude a relajarnos y dormir tranquilos.

El color
El color en una habitación de matrimonio es esencial Puede ir en la ropa de cama, en el cabecero o en los muebles, pero el que más presencia tiene es el de las paredes, ya que son estas las que envuelven toda la estancia y las que marcan el ambiente. Aunque existen muchas opciones, lo más recomendable en este caso es que se elijan colores claros para la decoración de la habitación de matrimonio, ya que aportan más estabilidad y serenidad.

La cabecera
Normalmente en una habitación de matrimonio bien distribuida, la zona del cabecero será la primera que nos encontremos al entrar, ya que lo estético en un dormitorio es encontrarnos la cama en la pared opuesta a la entrada Así que el cabecero es probablemente la pieza de mobiliario más llamativa en una
habitación matrimonial. En estos casos, el cabecero suele ser o de madera natural, de DM lacado o tapizado Estos últimos son más cómodos y agradables para apoyar tanto la espalda si estamos sentados en la cama, como la cabeza.

Mesillas y cómodas
A la hora de decorar la habitación matrimonial, los muebles auxiliares, como las mesillas o las cómodas, deben acompañar al resto de la decoración e integrarse en la estancia Lo normal es que cómodas y mesillas pasen desapercibidas, poniendo el foco en el cabecero y la ropa de cama En este sentido, si lo que buscas un dormitorio cómodo, equilibrado y armónico, sin lugar a dudas la mejor opción es que los muebles combinen o se mimeticen con el color de la pared.

Publicado por Actual Proyectos

Creamos propuestas de interiorismo para Desarrollos y Proyectos Residenciales. Proponemos la iluminación, color, texturas, tapices y materiales, para lograr armonía con los elementos contextuales de la arquitectura y el entorno natural del proyecto.

A %d blogueros les gusta esto: